Junto a una bodega familiar como es Bodega Altún, realizamos un proceso de internacionalización. Estuvimos presentes en San Francisco durante tres semanas y media muy intensas en las que nos reunimos con diferentes grandes compañias importadoras. Tras realizar numerosas catas con seis estilos de vino diferentes, conseguimos llevar a cabo un trabajo éxitoso de importación. Actualmente continuamos exportando vino con la compañia Spana Life.